jueves, 4 de diciembre de 2014

30 nov 14, alto bernesga

Saih Villamanín: 19 m3/s, 1.83 m 7.86 km 0.97 % de desnivel A este tramo le vamos a tener que llamar el río de los descensos solitarios. Las dos veces que lo he hecho han sido con fuertes riadas y siempre ha habido algún despiste que ha provocado alguna nadada. La corriente es tan rápida que los kayakistas nos vamos separando en la búsqueda de los distintos elementos perdidos, que al final se nos pasa un buen tramo del descenso cada uno por su cuenta. En este caso yo me adelanté para tirar una cuerda para recuperar un kayak pero no con la suficiente rápidez, Moi se fue río abajo tras el kayak y hasta cerca de la gotera no le volví a ver. El río, con este agua, está bastante entretenido. Muchas olas y pocos descansos sin muchas dificultades, aunque el miedo escénico al Tueiro provoca alguna nadada que en condiciones normales, con agua más transparente, no provocaría. Tendremos que volver otro día para ver que tal está el Tueiro, que tienen pinta de exigir una trazada más técnica con menos agua. Tras acabar bajamos un tramo entre Santa Lucia y La Pola de Gordón y ojo de cara a los escaladores a la peña que hay algo por debajo de Vega (creo, que no la reconozco por el googlearthh -minuto 2.29 del vídeo). Poco más remarcable en ese tramo, algún árbol caído y una presa que con este agua tiene un rebufo con muy malas pulgas y nos animo a portear. Dándole un vistazo a las pendientes por el iberpix sale un porcentaje teórico alto entre Ciñera y Santa Lucia (+ de un 2%), aunque Oscar y los que lo han hecho no recuerdan nada especial en ese tramo. (Como curiosidad, en el comienzo había algo menos de agua que la vez que nos acompañó Vitalesta, aunque posteriormente había algo más. La lluvia no era generalizada y estaba centrada sólo en los puntos más altos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada